Legislación para el envío de SMS

Categoría: , ,

Los SMS son una herramienta de comunicación muy poderosa. La mayoría de las personas llevamos nuestro teléfono móvil con nosotros en todo momento, y por ejemplo, en el año 2009 se enviaron más de 10 millones de SMS en España. Por tanto, no es sorprendente que cada vez más las empresas utilicen los SMS para relacionarse con sus clientes (actuales y potenciales), empleados y proveedores.

Pero para aquellas empresas que quieran beneficiarse del poder de los SMS como herramienta de comunicación, hay que cumplir con una serie de leyes. Las comunicaciones comerciales enviadas por SMS o cualquier otro medio electrónico se rigen por las siguientes leyes:

El cumplimiento de esta legislación es relativamente sencillo, siempre y cuando sigas algunas reglas básicas. La mayor parte de la legislación hace referencia al uso de SMS para publicidad y a obtener el consentimiento del usuario para recibir acciones de marketing. En otras palabras,  sí tienes o no permiso para contactar a un individuo u organización para promocionar tu marca, productos o servicios.

Además, debes considerar:

  • Comunicación con clientes existentes: puedes enviar SMS para promocionar cualquiera de tus productos y servicios que son similares o afines a las que ya tienen contigo. Estos clientes deben tener la opción de no recibir dichos mensajes.
  • Comunicación con no clientes: Si envías SMS a individuos que no son clientes, las reglas son mucho más estrictas y por tanto, necesitarás su permiso expreso para utilizar este canal de comunicación (OPT-IN).
  • Comunicación con empresas: incluso si no tienes relación comercial con estas empresas, no hace falta que te den su consentimiento, pero sí es necesario ofrecerles la posibilidad de darse de baja de tus comunicados comerciales (OPT-OUT).

Independientemente de sí envías SMS para fines de marketing, o como parte de tus comunicaciones diarias con clientes, existen unas reglas generales que te permitirán obtener el máximo beneficio de tus acciones de comunicación. Estas, son de sentido común y sirven para hacer más favorable la acogida de tus SMS, porque, ¿quién quiere gastar dinero o molestar a sus clientes, empleados o proveedores?:

  • Obtener los datos de manera legal,  y que éstos sean exactos y estén actualizados.
  • Asegurar que los datos se tratan de manera confidencial y segura.
  • Todos tus mensajes deben identificar claramente al remitente y tus datos de contacto.
  • Cuando un cliente o empresa afirma que desean salir del canal de comunicaciones (OPT-OUT), tramitar esta solicitud con celeridad.
  • Asegurarse que los datos no se conservarán más tiempo de lo necesario.

Puedes comprobar los beneficios de enviar SMS para fines de marketing con una prueba gratuita de 25 mensajes durante una semana aquí.